viernes, 16 de septiembre de 2011

CONEJO EN ADOBO AL ESTILO CANARIO



Hace muchos días que no aparezco por el blog y es que cuando toca ITV personal se queda una sin el tiempo libre que deja el trabajo.

La receta de hoy la he puesto a petición del hijo de una amiga que, me consta, le gusta cocinar y "trastear" en la cocina, además... tiene una invitada ;-).

Hace mucho que no la hago pero encontré en mis archivos la receta, con dos o tres fotografías, preparada para pasársela a mis hij@s, mi nuera, sobrin@s... que de vez en cuando piden alguna receta o algún consejo, cosa que me encanta,  y por los que, como comenté en mi primera entrada, me animé a empezar el blog.

No hay muchas fotos pero la receta se puede seguir al pie de la letra que queda igual de buena. Cuando la vuelva a hacer completaré la parte gráfica.



Ingredientes para 2 personas:

1 conejo pequeño
4 dientes de ajo grandes
2 o 3 ramas de tomillo
2 ramas de romero
1 cucharadita de orégano seco                                                         
1 cucharadita de pimentón
Sal gruesa
6 bolitas de pimienta negra
1 vaso de buen vino blanco                        
Aceite
Un par de cayenas o 1/2  pimienta canaria picona (opcional)



Preparación:

En un mortero hacemos un majado con los ajos, la sal, las hierbas y la pimienta negra (también la pimienta picona si decidimos ponérsela). Cuando esté todo machacadito le añadimos el pimentón y el vino blanco.

Ponemos el conejo troceado en un caldero y vertemos este majado sobre éste,  lo embarramos bien con las manos y lo dejamos reposar toda la noche. (Foto 1)

Foto 1
El conejo dispuesto a dormir toda la noche en su adobo
 

Al día siguiente freímos los trozos de conejo, bien escurridos para que no salte mucho, en una sartén con un dedo de aceite de oliva. (Foto 2)

Foto 2

Cuando tengamos todo el conejo frito lo metemos de nuevo en su adobo y lo ponemos a guisar, primero a fuego alto durante 2 minutos y después a fuego lento 15 minutos para que espese la salsa.


Debemos tener cuidado al freir porque la carne de conejo salta mucho en el aceite y más si viene de un adobo, así que es aconsejable tener a mano una tapa de freir o simplemente la de un caldero para protegernos de posibles quemaduras... a mi me han tocado un par de ellas.


Lo servimos con unas papas fritas en cuadritos. (Foto 3)




Aconsejo acompañar este plato con una buena ensalada que, con su frescor, contraste con el conejo que queda potente, al tiempo que nos completa la comida. ¡Disfruten!



.

1 comentario:

  1. Mmmmm, que plato tan rico y tan lleno de recuerdos.Gracias por estas recetas.Mi padre era un gran cocinero y esta era una de sus preferidas.Besos

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario, sugerencia o petición. ¡Gracias!